¿Cómo lograr proyectar una imagen diferencial frente a tu público?



Algunos artistas muestran en sus redes sociales el estilo de vida que llevan o que aparentan llevar y hay muchos que, a pesar de que no son millonarios, se toman fotos frente a carros súper costosos y en sitios muy elegantes para mostrar opulencia; no importa qué tan cierta sea la imagen que cada artista proyecte; lo cierto es que cualquier imagen que cada persona quiera proyectar puede servir para generar alta recordación, y lo más importante es que todo lo que se haga, se haga de manera consciente y consistente.


No podemos olvidar que ciertas estrategias pueden no gustarle a determinado segmento de nuestro público y el que hagan críticas siempre será una variable, pero lo cierto es que las antipatías y las críticas también sirven porque, a pesar de ser algo negativo, producen recordación.


(Te invitamos a leer ¿Por qué es importante la fotografía profesional en un proyecto musical exitoso?)





Pensemos en algunos famosos como Elvis Presley con sus inolvidables pantalones de botas súper anchas o la ropa que usó John Travolta en la película Grease. También el ícono Michael Jackson con sus estrambóticas vestimentas y el extravagante guante que solamente se ponía en una mano. Ellos, al igual que otros artistas muy famosos, se presentaban vistiendo de maneras muy llamativas muy fuera de lo común y fueron tan exitosos, que hasta lograron influenciar la moda mundial; de igual manera impusieron unos bailes fantásticos que se volvieron icónicos, al punto que hoy en día, varias décadas después, seguimos recordándolos.





Madona también por su parte fue muy irreverente y durante gran parte de su carrera, se mostró ante el público de una manera bastante "indecorosa", lo que le trajo miles de seguidores que adoraban su desfachatez e igualmente tuvo detractores que la criticaron fervorosamente.


El caso de Miley Cyrus fue un poco diferente porque ella quería borrar la imagen de niña buena que le creó Disney y para hacerlo, cambió dramáticamente su corte de cabello y su forma de vestir, pero además asumió actitudes y comportamientos descaradamente sexuales que, al igual que a Madona, le trajeron miles de seguidores pero igualmente detractores que se llenaron la boca criticando las morbosidades que estas divas hacían en sus presentaciones.




Por otra parte cabe mencionar que en el caso de los artistas latinoamericanos, estos siempre se han caracterizado por ser tradicionalmente bastante conservadores con el manejo de su imagen ante el público, por ejemplo: la actriz y cantante mexicana Thalía, en ocasiones logró captar la atención de su público cuando apareció en pequeños vestidos de baño y posteriormente dejando asombrados a sus seguidores cuando anunció que nunca más volvería a posar ligera de ropa por sus hijos.


En el caso de la colombiana Shakira, siempre ha sido muy mesurada; sin embargo, al inicio de su carrera, explotó sabiamente su talento de bailarina de danza árabe con lo que dejó ver una figura de un cuerpo trabajado, que era y sigue siendo inolvidable, pero que adicionalmente generó una marca que causó y aún causa recordación por el sensual movimiento de caderas.



Es indiscutible que quienes mencionamos anteriormente son artistas ya posicionados dentro de un mercado que cuentan o contaban con un equipo de trabajo enorme detrás de su trabajo. En el caso de los artistas emergentes, no es fácil desde el principio lograr un equipo de trabajo grande y sólido porque generalmente se está en etapa de inversión. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que todas la acciones que se desarrollen en la etapa principal de un proyecto musical son decisivas para el posicionamiento y el alcance de nuevos oyentes. Nos debemos permitir tomar malas decisiones pero es indiscutible que debemos aprender de ellas.





Generar una marca en torno a nuestro producto musical puede ser en muchas ocasiones la parte más difícil, pues nos obliga a hacer un estudio real de lo que somos, de qué es lo que queremos y por supuesto a dónde vamos o a dónde queremos llegar.


Entonces: ¿Cómo lograr una imagen diferencial ante nuestro público? La respuesta a esta pregunta es muy relativa y es un arma de doble filo; sin embargo, crear una marca a partir de nuestra identidad es la clave para ser diferentes. Si nos basamos en nuestra esencia, no tendremos que forzar lo que somos para convertirnos en algo más, seremos sólo el desarrollo de lo que somos desde una perspectiva un poco más comercial. Debemos ser únicos y auténticos partiendo de lo que somos para así lograr proyectar una imagen más orgánica.





¿Cuál es mi talento? ¿Cuáles son mis fortalezas? ¿Cuáles son mis debilidades? ¿Qué me representa? Estas son las preguntas que debemos hacernos SIEMPRE que queramos construir a partir de nuestra esencia. ¿Tú hasta dónde estás dispuesto a llegar?


Para complementar nuestra información, te recomendamos leer ¿Cómo posicionar mi proyecto musical y no morir en el intento?



Si tienes dudas o preguntas escríbenos, estamos para ayudarte y asesorarte info@noiseagencymusic.com +57 305 3876378

Entradas Recientes

Ver todo