¿Para qué desarrollar una marca en la música?




Escuchar o leer palabras o expresiones como “Branding” o “Desarrollo de marca” puede resultar muy confuso en ocasiones. Debemos tener en cuenta que muchas veces los músicos nos limitamos a hacer únicamente lo que sabemos hacer bien y es la creación o composición de canciones u obras musicales. Sin embargo, para ser artista hoy en día necesitamos mucho más que sólo un buen producto musical. No basta únicamente con sonar bien si nuestra parte visual no apoya nuestra parte musical, pero ¿Qué podemos hacer ahí?





El desarrollo de una marca en torno a un producto musical ya no es una opción, es una obligación. El mercado día a día se mueve desde una perspectiva hacia otra y si queremos mantenernos vigentes dentro de la industria musical, debemos re-adaptarnos a la manera en la que hoy en día funciona el mercado de la música. Si como artistas nos quedamos a la vanguardia y esperamos vender copias de CD’s únicamente, estamos apostándole a algo que, aunque sigue estando vigente, ya pasó de moda y no hace parte de cómo se manejan los artistas dentro de la industria actualmente. Hoy en día el mercado se mueve a través de lo digital; quien no muta con la industria, no tiene cabida en el mercado, por triste que esto suene.





Entonces: ¿Por qué debemos crear una marca? ¿Por qué debemos presentarnos como un producto más que como una esencia artística?


Es sencillo; necesitamos crear una identidad para diferenciarnos de los demás. Millones de personas actualmente están haciendo música y un gran porcentaje de ellos tienen un producto de buena calidad o con un sonido bastante comercial. Encontrar un sonido diferencial es fundamental para un artista, pero no basta con generar un sonido “diferencial” si este no genera una experiencia más allá de lo auditivo, por ende debemos ir más allá de la música y mutar también hacia lo visual. (Te invitamos a leer: ¿Por qué es importante la fotografía profesional en un proyecto musical exitoso?)


¿Qué debo tener en cuenta a la hora de pensarme como una marca?


A continuación te mostramos los tres pilares fundamentales para la creación de tu marca artística:





  1. La identidad


Nuestra identidad artística no es únicamente el género musical que tocamos o al cual nos dedicamos. Nuestra identidad va mucho más allá de nuestra música; nuestra marca desde la identidad todo lo que nos representa como personas que tiene repercusión en nuestra identidad artística, desde lo bueno hasta lo malo. Para definir una identidad no basta sólo con tener un producto musical enfocado en un género, realizar una sesión fotográfica profesional o desarrollar vídeos musicales llamativos, porque si no hay un concepto de base no estamos haciendo nada aparte de compartir información que no tiene un fundamento o una base.





2. La visión


¿Recuerdan cuando en el colegio o en la universidad les preguntaban cómo se veían ustedes en 5 o 10 años? Pues bien, básicamente la visión viene siendo precisamente eso. ¿Cómo me veo yo y cómo veo mi proyecto en un corto, mediano y largo plazo? ¿Cómo quiero estar de aquí a un tiempo determinado?


Un artista no sólo se dedica a componer. Día a día, así como en lo personal, el artista crece y se construye. Muchas veces lo que pensábamos hace un año no es lo mismo que pensamos hoy en día y es por eso que muchas veces la transformación gradual de los artistas se va dando en pasos pequeños.


Como buen ejemplo podríamos mencionar una artista como Natalia Lafourcade, quien empezó haciendo fusiones de pop y jazz y al día de hoy está dedicada puntualmente a la música latinoamericana. No podríamos decir que ella “le vendió el alma al diablo” como en muchas ocasiones se dice cuando los artistas mutan a otros géneros musicales. Sencillamente ella, al igual que todos los artistas, buscó su sonido, su identidad y se dio cuenta que en la actualidad se siente identificada con el tipo de música que está componiendo e interpretando, independientemente de que esta no se parezca en mucho a lo que comenzó haciendo inicialmente.


No estamos obligados a quedarnos en un solo lugar, pero sí debemos ser inteligentes cuando migramos a otros lugares.





3. La intención


¿Cuál sería entonces la intención?


Ya tocamos el tema de la identidad y la visión, ahora nos toca entrar a definir cuál es nuestra intención con la música. ¿Hacemos música por goce y placer? ¿Hacemos música para monetizar? ¿Hacemos música porque queremos ser famosos? ¿Cuál es realmente nuestro objetivo a alcanzar a través de la música?


Definir un plan enfocado hacia un objetivo es uno de los aspectos más importantes que debe tener en cuenta un artista en el momento de desarrollar su marca. Es indispensable tener claro cuál es precisamente la intención que se tiene desde la parte personal, artística y por supuesto comercial.


Preguntas que podrían ayudarnos a encontrar la respuesta a la intención podrían ser: ¿Será que mi proyecto tiene una intención social o más bien tiene una intención enfocada hacia la emoción? ¿La intención de mi producto es tocar corazones y que a la gente le agrade o en contraposición, busco un nicho específico a quienes pueda agradar mi música?





Plantear preguntas específicas puede parecer fácil hasta que intentamos buscar una respuesta. Muchas veces creemos que tenemos todo muy claro pero en ocasiones, cuando miramos en retrospectiva nos damos cuenta que no estamos tan claros en lo que somos, en lo que queremos y a dónde estamos yendo.


Si tienes dudas con respecto a cómo crear tu marca, contáctanos para darte una asesoría y que logres enfocar tu proyecto de la mejor manera.


info@noiseagencymusic.com

+57 3053876378




+57 3053876378   info@noiseagencymusic.com

©2020 por Noise Agency. Creada con Wix.com